Blog

Várices: tratamiento esclerosante

Várices: tratamiento esclerosante

Este tratamiento ha cobrado actualmente renovado impulso, debido al descubrimiento de nuevas sustancias esclerosantes. A ello se suma razones económicas, como consecuencia de los elevados costos de la cirugía  a lo largo del tiempo.

Entre los numerosos cambios a los que nos tiene acostumbrados la moderna medicina, es frecuente observar cómo métodos de tratamiento antiguos son redescubiertos y convenientemente adaptados, de tal forma que recuperan gran parte de su valor. Este es el caso de las inyecciones esclerosantes.

Consiste en inyectar una sustancia que daña la capa inerte de la vena, produciendo una reacción inflamatoria que destruye finalmente a la vena.

Las indicaciones,  son en telangiectasia (derrames venosos) pequeñas várices, venas recurrentes después de la cirugía, varices alrededor de una úlcera venosa de miembros inferiores, sangrado agudo de várices.

La inyección de aire mezclada con sustancia esclerosante técnica denominada espuma favorece el contacto referido del esclerosante con la pared del vaso. Ello conduce a aumentar el poder de esclerosis.

El efecto esclerosante se ve aumentado a su vez cuando  su contacto es más perdurable en la vena y esto es más visible cuando se hace el vendaje luego de la aplicación correspondiente.